9.9 C
Comodoro Rivadavia
martes, agosto 16, 2022
9.9 C
Comodoro Rivadavia

Pía cumplió un año y podrá recibir parte del hígado de su papá

Hace un año, nació Pia, su mamá falleció en el parto, desde ese momento Carlos se hizo cargo de la pequeña. Tras un par de estudios se enteraron que Pia necesitaba un trasplante de hígado, afortunadamente su papá es compatible, ahora resta que lo llamen para la ablación.

Pía cumplió un año y el mejor regalo fue saber que Carlos, su papá, es compatible como donante para que ella reciba el hígado que tanto necesita. Ahora hay que esperar porque, en cualquier momento, les avisan que ingresan a quirófano.

El 7 de abril de 2020 nació Pía y su mamá falleció en el parto. De allí en más, la vida de Carlos tomó un rumbo inesperado, camino que solo pudo sostener gracias al enorme acompañamiento de la gente. La pequeña recién había alcanzado los siete meses en la panza de su madre.

Una vez que le dieron el alta, regresaron a su casita en El Bolsón, pero llegaron las complicaciones. Una serie de estudios dieron una noticia que paralizó al papá, Pía tenía un serio problema en el hígado, por lo que debía recibir un trasplante.

Los profesionales se pusieron de acuerdo en que debía ser enviada al Garrahan y, como los tiempos se iban dilatando, Carlos decidió mudarse a una casa que tiene en Ranchos (provincia de Buenos Aires). Utilizó entonces gran parte del dinero que la comunidad le había donado para acondicionarla, porque, hasta ese momento, era solo una piecita. Pía necesitaba otra clase de comodidades por su estado de salud.

Pasaron ambos por una serie de estudios muy puntuales para ver si Carlos podía donarle parte de su hígado a la pequeña y, finalmente, tuvo la confirmación. Intentando adelantar todo lo que pudo, ya había realizado los trámites correspondientes en el INCUCAI (El Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante) y los que debía autorizar en nuestra provincia.

Se puede colaborar con Carlos porque no sabe cuándo podrá volver a trabajar

El trasplante

Los jueves, en el Hospital El Cruce de Florencio Varela, realizan esta clase de cirugías. “Cada semana estoy esperando a ver si me llaman para avisarme que nos internan, pero la faltante de camas por el COVID hace que no sepan exactamente qué día será la cirugía”, dijo en declaraciones a El Cordillerano.

“Esta espera es terrible, son muchas las cosas que se me pasan por la cabeza, pero ahora tengo que estar más fuerte que nunca”, afirmó el papá. Pía responde muy bien a la medicación y eso es una enorme tranquilidad para todos.

Un año

Es imposible hacer un balance detallado de lo que ha sido este año para Carlos, pero lo único que se puede afirmar es que cuenta con una fortaleza enorme. Tuvo que ir aprendiendo todo sobre la marcha, retomar en parte su trabajo y, además, estar presente en cada uno de los controles médicos.

Cuando todo quede atrás, tiene pensado volver con su hija a El Bolsón, pero para esto, todavía falta un poquito. Ahora debe mantenerse seguro y dejar de lado los miedos, para cuando, al mismo tiempo, ingresen los dos al quirófano.

Carlos no quiso que pasara desapercibido el primer cumpleaños de Pía, entonces hizo una hermosa torta de chocolate y decoró el ambiente. “En pandemia no pude festejárselo como me habría gustado, pero al menos la foto de recuerdo de su primer añito la va a tener”, comentó.

Noticias relacionadas

- Advertisement -

Últimas noticias