11.9 C
Comodoro Rivadavia
viernes, agosto 12, 2022
11.9 C
Comodoro Rivadavia

Cómo y cuándo disfrutar de la lluvia de estrellas fugaces que deja el cometa Halley

Una espectacular lluvia de estrellas fugaces podrá observarse a simple vista en el mes de mayo, producto del paso del cometa Halley.

El fenómeno astronómico más importante del mes de mayo será la lluvia de meteoros Eta Acuáridas, que se verá particularmente bien desde el hemisferio sur, por lo que en nuestro país podremos disfrutarlas a simple vista. En el marco de las restricciones por el coronavirus, esta lluvia de estrellas fugaces es un espectáculo natural que podremos observar saliendo al balcón la terraza o el patio de casa, sin necesidad de binoculares ni telescopios

La lluvia de meteoros Eta Acuáridas es la nube de estrellas fugaces que va dejando a su paso el cometa Halley. Este fenómeno comenzó a visualizarse a mediados de abril, y continuará hasta el 28 de mayo.

Pero el momento en que se manifestará en su mayor esplendor será durante la noche del 5 al 6 de mayo, cuando se apreciarán cerca de 20 estrellas fugaces por hora.  El pico de actividad está previsto a las 3:26 de la madrugada del 6 de mayo.

Desde la NASA indicaron que la mejor manera de ver la lluvia de estrellas fugaces es buscando un área oscura con poca contaminación lumínica, y sencillamente mirar hacia arriba. Con binoculares disminuimos el campo visual, por lo que será más difícil captar la lluvia de meteoros.

Además, en el hemisferio sur tendremos las estrellas fugaces más altas en la bóveda celeste, lo que facilita su observación, ya que en el norte se ven más cerca del horizonte. También la luna va a colaborar en este espectáculo: estará en su fase menguante, por lo que no iluminará tanto como para interferir en la visual de la lluvia de meteoros.

La NASA recomienda acostarse boca arriba para mirar el cielo, ya que de esta manera se observa todo el firmamento, y se evita la tensión en el cuello. Los meteoros que forman esta lluvia de estrellas fugaces son fragmentos de escombros que ingresan a la atmósfera a velocidades de hasta 238 mil kilómetros por hora. Esta velocidad hace que se vaporicen y formen rayos de luz.

Noticias relacionadas

- Advertisement -

Últimas noticias